cenote-ik-kil-yucatan-turismo

Cenote Ik-Kil, Yucatán.

Cenote cerca de la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Una de las cosas que hace popular al Cenote Ik-Kil es la cercanía con la zona arqueológica de Chichén Itzá, ya que solo los separan 5.7 kilómetros.

Ik-Kil (que en maya quiere decir el Lugar de los Vientos) es una parada de vuelta a casa para los turistas que visitaron esta maravilla del mundo en Yucatán. Incluso, muchos de los tours ya incluyen la entrada a este cenote después de un recorrido por Chichén Itzá.

Si estás en Valladolid, este pozo natural te queda a 40 kilómetros al este. Puedes llegar en taxi, autobús o carro particular.

Si partes desde Playa del Carmen (como nosotras) tienes dos opciones:

  • Tomar la autopista de cuota: Recorrer 186 km  (2 horas aproximadamente)
  • Tomar la carretera libre: Recorrer 253 km (2 horas 50 minutos, aproximadamente).

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

Características Generales Cenote Ik-Kil en Yucatán.

Abren todos los días de 9:00 a 17:00 hrs.

El costo de entrada es: $80 pesos por adulto y $40 pesos por niño.

El estacionamiento es amplio y gratuito.

Es importante que lleven efectivo, ya que no se aceptan tarjetas de crédito ni débito.

CENOTE IK-KIL, Yucatán.

Si quieres tener el cenote casi solo para ti, te recomendamos llegar temprano, entre 9 y 11 de la mañana, ya que a partir de medio día llegan los turistas desde zona arqueológica.

Una de las cosas que más me gustó de este cenote, es su infraestructura. Es uno de los más completos, comparado con algunos cenotes de la Riviera Maya que son un poco más rústicos. Cenote Ik-Kil cuenta con regaderas, sanitarios, casilleros, cambiadores, restaurante, tiendas y en todo el lugar encuentras señalización.

La primera vez que aprecias el cenote es por un mirador, donde puedes sacarte una foto teniendo de fondo el panorama de la vegetación que rodea este pozo natural, como las enredaderas y las lianas. Desde aquí podrás apreciar los 30 metros que hay que bajar para meterse a nadar en las cristalinas aguas del Ik-Kil.

Es obligatorio darte un regaderazo antes de nadar, con esto ayudamos a limpiarnos un poco de los químicos que traemos en la piel.

Una vez que entras al cenote Ik-Kil la única tarea es divertirte y gozar el lugar al máximo.

Hay plataformas para los valientes que desean hacer clavados y 2 socorristas acuáticos que te pueden auxiliar en caso necesario; aunque las señalizaciones mencionan que nadas bajo tu propio riesgo.

Ik-Kil tiene una profundidad de 50 metros, pero si esto te espanta, puedes rentar chalecos salvavidas o mantenerte en la cuerda que atraviesa el cenote, con la finalidad de que no te canses tanto y disfrutes mucho más tu estadía.

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

cenote-ik-kil-yucatan-turismo-6

RECOMENDACIONES

Llevar zapatos acuáticos, ya que las escaleras están húmedas y resbalosas.

Guardar sus pertenencias en un casillero (la renta está en $30 pesos), pues abajo hay muy poco espacio para colocar tu mochila o toalla y es muy probable que se mojen.

Esperamos que después de leer esto, se animen a visitar Cenote Ik-Kil. Lleven la mejor actitud y disfruten el día en una de las bellezas naturales de la Península de Yucatán.

¿Ya visitaste el estado de Yucatán?

Queremos saber tu opinión. Déjanos tus comentarios.

cenote-ik-kil-yucatan-turismo

ACERCA DEL AUTOR…

Lorena Sánchez es originaria de Coatzacoalcos, Veracruz; una diseñadora gráfica con gusto en la fotografía y pasión por los viajes. Egresada de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla con experiencia en al área de publicidad y actualmente creadora de contenidos digitales.

¡Síguela en Instagram!