, , , , ,

Xenses en Riviera Maya: la revolución de los sentidos

Ubicado a 10 minutos de Playa del Carmen, Xenses es un parque dedicado a las sensaciones. Todo está pensado para que no pase desapercibido ningún detalle  al ojo curioso, si van a este parque vayan con los ojos bien abiertos para poder disfrutarlo en su totalidad.

Desde la llegada al estacionamiento; donde te sientes parte de la película de Bichos, la taquilla en donde unos curiosos patitos de hule amarillo nadan sin preocupación; hasta la edificación que encuentras en la entrada inspirada en un rehilete, nos servirá de punto de partida de nuestro recorrido.

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

Para este parque recomendamos llevar una muda de ropa, toalla, bloqueador solar, traje de baño y zapatos para el agua o sandalias anti-derrapantes, si quieres llevar tu celular contigo te recomendamos que lleves una bolsa que lo proteja del agua o de lo contrario mejor déjalo en el casillero. También podrás adquirir estos productos en la tienda Xenses.

Empezamos con el Xensatorium, que es un recorrido utilizando los sentidos del oído, tacto y olfato ya que durante toda esta actividad no hay luz  y no es recomendable para personas que sufren de claustrofobia o para niños menores de 5 años. En el Xensatorium pasarás por diferentes tipos de hábitat, desde el desierto hasta la selva , pasando por la costa, pantanos y climas fríos. Ya saliendo del túnel se ven una luces a la distancia las cuales te llevarán por unas cavernas con música de fondo como la canción de Violeta Parra “Gracias a la vida” y que al escucharla me di cuenta de que había estado casi 8 minutos sin poder ver nada, y no pude evitar sentirme agradecida de poder ver. Después de pasar por el recorrido de las cavernas llegas a la cascada de las guacamayas que en sí es un espectáculo.

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

El siguiente recorrido fue en el Pueblito; un desafío para el cerebro pues este pueblo tiene todo patas pa’ arriba en algunos lugares y no sabes si vas de subida o de bajada. Con letreros en las fachadas de las puertas que valen la pena leer y algunas puertas que dan paso a lugares que desafían la gravedad.

Del pueblito te vas al tobogán, donde te refrescas y como rayo llegas a la siguiente etapa del recorrido.

El vuelo de pájaro, suspendido panza abajo de un sistemas de cuerdas tipo tirolesa, el vuelo del pájaro es un recorrido de unos 40 segundos donde si abres tus brazos te sentirás como ave.

De ahí llegas al riolajante, donde como su nombre lo dices vas flotando a través de unas grutas con la corriente. El siguiente río es de lodo o el lodorama , flota y nuevamente déjate llevar, pon atención a los sonidos que vas escuchando durante el recorrido.  Al terminar date un cubetazo de agua para enjuagar el cuerpo y despertar los sentidos, ¡nota lo suave que va a quedar tu piel!

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

En la tienda de recuerdos hay muchas opciones para llevar y a buenos precios, desde tazas y llaveros hasta juegos de todo tipo y hermosos corazones de diferentes texturas.

En el área de snacks encontrarás deliciosos sandwiches, bebidas y un área para que los niños sigan quemando energía mientras tomas un merecido descanso después de vivir tantas emociones.

No se recomienda cargar con una botella de agua ya que encontrarás bebederos en todo el parque y ¡hasta un árbol que dá limonadas!

Si vives en Quintana Roo y tienes identificación oficial, preséntala en la entrada para obtener el mejor precio.

Definitivamente volveremos a ir para pasar un día divertido y muy innovador en la Riviera Maya.

¡Visita Xenses el parque que te invita a vivir tus sentidos y dejarte ir en la Riviera Maya!

 

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

xenses-park-riviera-maya-mexico

 

Acerca del autor…

Ely Castillo: chilena patiperra, vivió cuatro años en Nueva Zelanda y en una de esas vueltas por el mundo llega a Playa del Carmen hace 10 años. Casada con un arquitecto y madre de un niño, Chef de profesión, amante de la buena comida, películas, series, un buen libro y del Café , sobre todo si es de Veracruz. Ely disfruta mucho viajar y conocer otras culturas y gastronomías. Su último descubrimiento: Yucatán ♥

¡Síguela en instagram!